Receta y Autor, VG Torres.

…y mientras hacemos esta verbena de verduras al horno, cogemos parte de la receta y podemos montarnos un aperitivo de campeonato. Y ya después nos ponemos las botas con esta maravilla de plato, y además sano.


Ingredientes:

-Unas 7 zanahorias y unas 3-4 cebollas. -1 Pimiento Rojo y 2 Pimientos dulces rojos. – 5-6 tomates maduros.  – 2 Pimientos verdes italianos. – 2-3 Calabacines. – 2-3 bandejas de Jamón cocido Braseado. – 4 Patatas. – 2 Bolsas de queso para gratinar. – Sal, pimienta negra y aceite de Oliva virgen. -Brandy o coñac.

Preparación:

Lo primero de todo es pochar la zanahoria junto con la cebolla. Para esto cogeremos las zanahorias y las pelaremos, lavaremos y cortaremos en trozos pequeños. Una vez las tengamos todas troceadas echamos un buen chorro de aceite de oliva virgen en la cacerola elegida y cuando esté el aceite caliente ponemos dentro todas las zanahorias. Una vez estén ya dentro bajamos el fuego a la mitad y que se vaya pochando la zanahoria puesto que tardará más tiempo que la cebolla.

Nos ponemos a pelar y a trocear las cebollas pero esta vez lo haremos en medios aros intentando que sean lo más finitos posibles. Una vez tengamos preparada ya la cebolla introducimos estas en la cacerola y mezclaremos bien con la zanahoria y dejaremos que se nos vaya pochando bien todo. Vigilaremos e iremos moviendo bien todo. Depende del fuego y del tipo de cacerola pero en unos 10-15 minutos debería de estar todo pochado tal y como pretendemos.

Aproximadamente un par de minutos o tres antes  de apagar nuestro fuego lo que vamos a hacer es echar un buen chorro de Brandi o coñac. Pondremos el fuego a tope y moveremos sin parar todo muy bien. Queremos conseguir que se evapore el alcohol y que la cebolla y la zanahoria coja el sabor que queremos, apagaremos el fuego y reservaremos.

Comenzamos con el resto de verduras que va a ser nuestra base en lo que hemos llamado Verbena de verduras al horno. Con las zanahorias y las cebollas ya cocinadas y reservadas nos pondremos a continuación con el resto de ingredientes.

Primeramente con los pimientos. Lavaremos todos muy bien y la idea principal es de trocearlos en tiras más o menos uniformes. Con esto conseguiremos que se asen al horno mejor y más rápido y además que se introduzcan por los huecos que irán formando las capas del resto de verduras como veremos más adelante.

Dejamos los pimientos ya troceados en tiras y nos ponemos con los calabacines, las patatas y los tomates. Todos estos los vamos a cortar en círculos, en rodajas, como ocurrirá con el tomate y las patatas. El grosor aproximado de medio centímetro o un pelín más.

Ya con todas las verduras cortadas en rodajas elegimos la fuente del horno más hermosa que tengamos y comenzamos a poner nuestras capas de la siguiente manera tal y como veréis en las siguientes fotos.

Antes de poner la primera capa que será la de patatas echaremos un chorro de aceite en el fondo de la fuente y una vez puesta por entero salpimentaremos las patatas junto con otro chorrito de aceite de oliva virgen por encima. A continuación pondremos la capa de los calabacines hasta cubrir todo lo que podamos la primera capa de patatas. De momento no volvemos a poner más aceite ni sal.

Los dos siguientes pasos son colocar todos los tomates en rodajas por encima cubriendo todo lo que podáis y a continuación poner por encima la capa final de todas las tiras de pimientos. Una vez hecho esto volveremos a echar un buen chorro de aceite de oliva virgen por encima y rectificamos con un pelín de sal. Si os gusta podéis poner también un poco de orégano o albahaca que le va estupendamente.

Al horno. Dependiendo de cada horno lo normal es precalentarlo a 200º o 190º y meter la verbena de verduras como una hora y cuarto más o menos. Vais pinchando la patata y las verduras para ver como va. Yo lo sé en el momento en el que la patata se deja atravesar suavemente por un cuchillo.

Pasado el tiempo en el horno y comprobado que la verdura está hecha o prácticamente a punto de terminar, tener en cuenta que volveremos a meterlo un espacio de tiempo más para gratinar, pondremos por encima las zanahorias y las cebollas que teníamos reservadas y que habíamos hecho lo primero de todo. Extenderemos bien estas por encima cubriéndolo todo.

Estamos casi casi a punto de terminar. A continuación toca poner la capa de jamón cocido braseado. Se nota esto del braseado, aunque podéis ponerle también pavo braseado o normal por ejemplo.

Puesto el jamón toca poner el queso para gratinar. Yo suelo meter una bolsa de queso mezcla de varios y otra bolsa de mozzarella. Cubrís toda la fuente por encima y al horno en función de gratinar. Como unos 10 minutos más dependiendo de cada horno. Vais vigilando y no esperéis a que se queme el queso claro.

Y ya hemos terminado. Esperáis a que pierda temperatura porque aunque nada más sacar del horno, entre como huele y el aspecto que tiene os den ganas de meterle mano, no lo hagáis porque os abrasareis la lengua. Avisados estáis y os lo dice uno que ha pecado.

Este debería de ser el aspecto que tiene cuando servís esta Verbena de verduras al horno.

Verbena de verduras al horno.

Pin It on Pinterest

Share This