Una forma muy original de darle una vuelta a unas tradicionales torrijas. Tal y como veremos en los pasos para hacerlas son muy sencillas y de verdad que están muy ricas, demasiado ricas diríamos por aquí. Es un no parar de comer. A continuación os presentamos estas maravillosas Torrijas de Horchata.

Ingredientes:

-1 Litro de Horchata de Chufa. -1 Paquete de pan especial para Torrijas. -Leche Condensada (4 cucharadas soperas). -Canela en rama. -2 huevos batidos para rebozar. Aceite de Oliva para freír las torrijas.

Paso número 1 :

En nuestro recipiente al fuego ponemos todo el litro de horchata. A continuación echamos cuatro cucharadas colmadas de la leche condensada y removemos bien todo. Dejamos que se vaya calentando todo y mezclaremos con una cuchara para que se disuelva la leche condensada. Una vez que hierva bajaremos el fuego al mínimo.

Paso número 2 :

Con el fuego al mínimo ponemos las dos ramas de canela y dejaremos que se cocine unos 10-12 minutos.

Paso número 3 :

Una vez pasado el tiempo de cocinado con la canela, esos 10 minutos más o menos pasamos a apagar el fuego ya dejar que se temple la temperatura unos 7 a 10 minutos más. Pasado este tiempo con un cazo echaremos la mezcla de la horchata, la leche condensada y la canela en rama en las bandejas donde después dejaremos las rebanadas de pan para que se empapen bien y darle forma ya a nuestras torrijas de horchata.

Paso número 4 :

Este paso es importante cumplirlo al dedillo. Dejaremos reposar unos minutos más el liquido vertido en nuestras bandejas, que siga perdiendo temperatura. Como 5-7 minutos más. Una vez consideremos que ha dejado de estar caliente depositamos las rebanadas de pan por una cara y las dejaremos 8 minutos que se empapen bien. Pasado este tiempo las daremos la vuelta y que se empapen por la otra cara otros 8 minutos más o menos. Una vez hecho esto ya podemos sacarlas y dejarlas en un plato para que escurran el liquido sobrante que cada rebanada ya no absorberá. Importante para a la hora de freírlas no salte ese liquido al contacto con el aceite caliente.

Paso número 5 :

Batimos los huevos y ponemos en un recipiente adecuado para coger cada rebanada y rebozarla bien antes de ponerla en la sartén o cazuela donde vayamos a freír la torrija de horchata.

Paso número 6 :

Ya por último ponemos un buen chorro de aceite en la sartén y calentamos a fuego fuerte. Vamos poniendo las rebanadas de torrija rebozadas y la freímos por ambas caras. Conforme las vamos sacando las depositamos en un plato con papel de cocina por debajo para que ese aceite sobrante lo absorba el papel y después las dejamos en nuestra bandeja elegida para ponerlas todas juntas.

Hay quien dice que la torrija hay que comerla caliente. Está riquísima así, pero también está muy rica cuando está fría. Eso ya a gusto de cada uno. Lo que si os animo es a hacerlas porque son muy sencillas, porque son distintas de las tradicionales que comemos siempre y porque están de muerte. De verdad que las Torrijas de Horchata son un verdadero invento y un gustazo para el paladar, y por eso nos hemos inspirado en estas de esta maravillosa página siempre a tener muy en cuenta.

Que las disfrutéis mucho, ah, y si queréis hacer las Torrijas de Leche, pinchar aquí.

Torrijas de Horchata

 

 

Pin It on Pinterest

Share This