Receta de un Rabo de Toro a la Cordobesa. Si no usas una olla a presión se tarda un poco en hacer pero la calidad de este plato es de nota muy alta. Muchísimos son los platos con los que disfruto comiendo y haciéndolos, pero este en especial se lleva la palma. Os puedo garantizar que en este en concreto se me llegaron a saltar las lágrimas porque veía que se acababa y no había más….

Ingredientes:

-1,5 Kg de carne de rabo de ternera, si encontráis rabo de toro me avisáis. -1 Pimiento rojo. -1 Cebolla -7-8 zanahorias. -2 Pimientos verdes. -2 Patatas. -· dientes de ajo. -Harina, sal, gramos de pimienta enteros aceite de oliva virgen, 3 hojas de laurel. Un vaso de Vino de Jerez, entre fino y cortado.

El primer paso:

Nos ponemos con las verduras. Pelamos, lavamos y cortamos en trozos más o menos uniformes todas las verduras que tenemos para la receta. Primero las zanahorias, seguimos con el pimiento rojo y los dos pimientos verdes y por último la cebolla. Dejaremos todo reservado y preparado para más adelante ya que antes haremos el segundo paso de la receta. Dejaremos también preparados los tres dientes de ajo junto con las hojas de laurel.

El Segundo paso:

Ahora toca ponerse con la carne. Cogemos los trozos de rabo de ternera para nuestra receta y los ponemos el toque sal. Utilizar preferiblemente una sal 100% sin anti apelmazantes ni cosas por el estilo, buscarla porque las hay y la diferencia es muy grande. Enharinamos los trozos de rabo de toro o de ternera y los pasaremos por nuestra cacerola para sellarlos. Como ya intuimos para sellarlos echamos un chorro e aceite de oliva virgen, lo calentamos y cuando el aceite esté caliente metemos la carne para sellarla nada más. A continuación sacaremos los trozos ya sellados y reservaremos la carne en un plato.

El Tercer paso:

Volvemos con las verduras que ya tenemos preparadas. En la misma cacerola donde hemos sellado la carne volvemos a echar otro chorro generoso de aceite de oliva y empezamos a pochar nuestras verduritas. Primeramente las zanahorias, las dejamos unos minutos que se vayan haciendo y a continuación echamos los pimientos verdes y el pimiento rojo. También dejaremos que se hagan antes de echar la cebolla que pondremos la última porque tarda menos en hacerse. Cuando veamos que ya tienen el aspecto de prácticamente hechas incorporamos a las verduras medio vasito del vino elegido, en este caso se trata de un vino de jerez medio cortado, está entre un fino y un dulce. Damos unas cuantos vueltas y dejamos que se termine todo de hacer.

El Cuarto paso:

Empieza lo bueno. Es hora de poner la verdura, la carne, el resto de vino, las hojas de laurel, el ajo y los granos de pimienta todo junto. Pondremos al principio el fuego fuerte. 

El Quinto paso:

Terminamos de cubrir la carne con el resto del vaso de vino que teníamos preparado y además añadimos agua hasta cubrir más o menos tal y como se aprecia en las fotos siguientes. Añadimos sal al gusto. En este paso hay gente que sustituye el agua por caldo de carne. Eso ya va en gustos, pero si lo hacéis bien, en el tiempo que necesita este plato que después comentaremos, el caldo de carne no hace falta en absoluto.

El Sexto paso:

Teníamos como hemos comentado el fuego alto y la carne ya cubierta con el agua y el resto del vino. Una vez hierva bajamos el fuego al mínimo y tapamos con la tapa de nuestra cacerola dejando una pequeña hendidura abierta. El plato está listo pasadas unas dos horas y media o tres. Sí, tarda un montón pero este es el tiempo que necesita. Si lo hacéis en olla a presión los tiempos pueden oscilar entre la media hora y los 50 minutos según la olla. Pasado este tiempo es cuando la carne se queda como pretendemos y lo sabremos porque esta sale del hueso sin dificultad. 

El Séptimo paso:

Ya solo nos queda un último paso. Como unos 20-25 minutos antes de terminar de hacerse el Rabo de toro a la Cordobesa pelaremos y lavaremos un par de patatas hermosas y las trocearemos en dados pequeños de tamaño uniforme. Las echaremos en nuestro guiso y dejaremos esos 25 minutos que se terminen de cocer junto con el tiempo que le queda al rabo de toro.

Terminado el plato ya solo queda servir y comer. Como todos estos tipos de platos de un día para otro suelen estar mejor. En esta caso en particular las lágrimas que comentaba al principio se produjeron al día siguiente de haberlo preparado. Esto está de muerte gente. Animaros a hacerlo cuanto antes.

Rabo de Toro a la Cordobesa.

Pin It on Pinterest

Share This