En el último viaje que hicimos a la maravillosa tierra de Cádiz nos trajimos unas cuantas cosas de allí. Hicimos turismo por muchísimos sitios ya que Cádiz no tiene desperdicio. Cuando descubrimos la sierra de Grazalema y el propio Grazalema nos quedamos gratamente impactados por lo bonito que es todo aquello y los productos que se generan allí.

Queso Payoyo la Abuela Agustina.

En concreto el post habla de este queso de cabra payoya típica de esta zona.

En el propio Grazalema, en mitad del pueblo hay una quesería, La casa de la abuela Agustina se llama, en Plaza Pequeña 7 11610 de Grazalema, ( visualización en el mapa ) no tiene perdida. Y madre del amor hermoso que quesos tienen, y que queso es este que publicamos en Borondeando.

Como se aprecia en las fotos este queso está madurado en pimentón. Es un queso elaborado de forma artesanal procedente de cabras payoyas. Estas cabras son autóctonas de la sierra de Grazalema o como la conocemos los que no somos de Cádiz, de la sierra de Cádiz, bonita como ella sola. Si observáis en la etiqueta del queso veréis que este en concreto está premiado en este mismo año de 2018.

De verdad que el Queso Payoyo la Abuela Agustina es un verdadero espectáculo.

El aspecto y el olor de este queso no puede ser más sugerente. Como siempre diré si podéis conservarlo fuera del frigorífico más que mejor, pero si la temperatura obliga a tener que meterlo en la nevera no olvidéis nunca sacarlo por lo menos una hora antes.

El precio de este queso comprado en la misma quesería es de 17,50 € el kilo y como esta pieza en concreto pesó 0,960 Kgr lo que pagamos fue 16,80 €, precio que parece un auténtico placer para habernos llevado 5 quesos de una tirada. Y no lo hicimos porque nos animamos y nos llevamos varias cuñas de otras modalidades que elaboran en la quesería.

Si deseáis ver más información sobre estos quesos podéis mirarla aquí. Es su página web y es muy interesante.

 

 

%

Valoración

Queso Payoyo la Abuela Agustina

Os acompaño tres fotos más de unas tapitas que pusimos en casa para tomar con un buen vinito tinto que abrimos. Hay morcilla de hígado comprada en Vejer de la frontera, precioso sitio de obligada visita, y otro espectáculo de queso del que no puede hacer un post ya que cometimos el error de comparar solo una cuña y no el queso entero. Se trata de un queso de oveja curado llamado Bosqueño emborrado, curado en aceite de oliva y después untados con salvado de trigo. Maravilloso también.

Pin It on Pinterest

Share This