Receta y Autor, VG Torres.

…una de las comidas con las que sin complicarte mucho la vida y que cualquier persona con un nivel bajo puede hacer, más vas a disfrutar. No te pases con la cayena que tendrás que abrir otra botella de vino, aunque por otra parte, abrir otra botella de vino significa que está disfrutando muy pero que muy mucho….


Ingredientes:

-Algo más de 1 Kg de patatas. -2 Cebollas. -2 Pimientos verdes. -3 Dientes de ajo. -3 hojitas de laurel. -2 Sartas de chorizo, una picante y otra dulce. 1 Cayena (si no te gusta tan fuerte suprímela). -Aceite de Oliva Virgen. -Sal. -Agua. -Una pizca de pimentón dulce.

Preparación:

Una vez tengamos todos los ingredientes preparados comenzamos con la elaboración de estas Patatas a la Riojana que no os van a encantar y que seguramente repitáis muchas veces.

El primer paso de todos es lavar bien los pimientos verdes y trocearlos en porciones más o menos uniformes y de tamaño pequeño. A continuación echaremos un buen chorro de aceite de oliva virgen en la cacerola y comenzaremos a hacer los pimientos verdes. Mientras estos han comenzado a hacerse, cortaremos las dos cebollas y las trocearemos igual que hemos hecho con los dos pimientos verdes. Una vez tengamos las cebollas troceadas las introducimos en la cacerola para que se vayan pochando junto con los pimientos. A lo mejor es necesario que echéis un poquito más de aceite para que se pochen bien la verduras, echarlo ahora, pero siempre sin exagerar. Mirar bien el aspecto de las fotos siguientes.

Siguiente paso. Cogemos los tres dientes de ajo y los pelamos. Los troceamos en laminas más o menos del mismo tamaño y las introducimos junto a los pimientos y las cebollas y removemos todo muy bien dejándolo durante unos minutos a fuego lento para que se siga cocinando.

Mientras se terminan de pochar las verduras y el ajo como queremos a fuego lento vigilando que no se nos queme nada y moviéndolo todo con frecuencia, nos ponemos con las dos sartas de chorizo.

Lo primero de todo es pelar las sartas de la piel que las envuelve y una vez peladas sobre nuestra tabla de cortar las troceamos con una anchura de algo más de un centímetro tal y como se ve en la foto. Dejar el chorizo preparado par introducir a la cacerola porque antes haremos otro paso más que detallaremos a continuación.

Antes de introducir el chorizo lo que haremos es poner en la cacerola las tres hojas de Laurel y en su caso la cayena. Ojo con la cayena porque recordemos que una de nuestras sartas de chorizo es picante. Yo, el tema de la cayena se lo dejo a los más valientes del oeste. Como buen vaquero que soy disfruto como un enano con la potencia de este plato pero entiendo que pueda llegar a ser fuerte para otros paladares así que no se la echéis, incluso cambiar la sarta de chorizo picante por otra que sea dulce. Una vez dentro de la cacerola rehogar todo bien moviéndolo y pasado un minuto más o menos introducir el chorizo troceado.

Con el fuego al mínimo en nuestra cacerola y recién echado el chorizo en esta, podemos ponernos con las patatas. Es recomendable tener las patatas ya peladas y lavadas, incluso ya troceadas. No queremos dejar el chorizo mucho tiempo al fuego aunque este esté al mínimo, sin el agua. Las patatas las haremos en dados pequeños para facilitar su cocción ya que el plato se hará en unos 20-25 minutos una vez echemos el agua y esta coja la máxima temperatura para bajar el fuego a tope.

Con las patatas en la cacerola ya, espolvorearemos una pizca de pimenton dulce, pero muy poquito y siempre al gusto. Recordemos que los chorizos, todos, se hacen con pimentón de la vera o similares.

La última patata la troceamos directamente en la cacerola en vez de partirla con el cuchillo en nuestra tabla. Esto lo haremos para que suelte almidón y conseguir que espese. Mezclamos todo muy bien y procuramos que las patatas cojan ese color rojizo al mezclarse con el resto de ingredientes.

Es hora ya de cubrir todo con agua. Si ponemos agua caliente mejor porque tardará menos en coger temperatura. Cuando esté todo cubierto con agua echaremos sal al gusto y pondremos el fuego a tope. Una vez esté hirviendo bajamos el fuego al mínimo y sobre los 20-25 minutos estarán las Patatas a la Riojana hechas. Nos cercioraremos pinchando las patatas y viendo que estén bien cocidas. Mientras estas se van haciendo con un cazo retiraremos la grasa que estimemos para que el plato no esté muy fuerte.

Por último ya dejaremos que pasen los tiempos de cocina de este plato y como hemos dicho antes vamos pinchando alguna patata para ver ya hemos terminado.

El aspecto justo después de bajar el fuego al mínimo y quitar con el cazo algo de la grasa que suelten los chorizos y el aspecto final cuando ya hemos terminado de cocinar deben de ser lo más similar a las dos siguientes fotos de abajo. Dejaremos tapada la cacerola por unos minutos para que repose antes de servir.

Patatas a la Riojana.

Pin It on Pinterest

Share This