Un descubrimiento. Un sitio chulo, acogedor, me atrevería a decir que incluso diferente. Y desde luego muy pero que muy recomendable. Os vamos a contar un poquito nuestra maravillosa experiencia en este, como ellos mismos denominan, espacio gastronómico donde se produce esa espectacular mezcla entre lo tradicional y lo innovador.

Nos vamos de cena a Juan Raro…..

Toda la historia referente a Juan Raro la podéis encontrar haciendo una sencilla búsqueda en internet. Tienen página Web, están presentes en Facebook, tienen reseñas y Comentarios en TripAdvisor y seguramente en algún sitio más ya que una vez comes o cenas en este lugar no te deja indiferente y te nace ese deseo de contárselo a los demás, que no es ni más ni menos lo que estamos haciendo nosotros.

Animaros a ir, os lo ponemos fácil, Highlights info row imageplanificador de ruta para llegar.

Citándoles; “Toda una mezcla de elementos que hacen de Juan Raro un espacio sorprendente, acogedor, abierto, diferente y cambiante en uno de los barrios más castizos de Madrid.”

El Entorno.

Situado en uno de los barrios de Madrid con más renombre por todo lo que representa, Lavapiés. Con una muestra intercultural tan grande que no extraña en absoluto que Juan Raro esté situado en este emplazamiento y tan es así que los contrastes gastronómicos que ofrece no desentonan en absoluto con el barrio. Y además de esto nos hemos enterado que también ofrecen propuestas culturales como exposiciones de pintura, de fotografía, se presentan aquí libros y también discos.

Y es que entrar en el local es sinónimo de propuesta. Uno se da cuenta de esto en seguida. La música, la decoración, elementos todos que aunque puedan ser discordantes en realidad lo que hacen es dar el carácter a Juan Raro.

La gente en la barra con la cerveza en la mano o la copa de vino, o en las mesas cenando o comiendo manteniendo una charla amistosa y todos con algo en común, una sonrisa. En seguida te das cuenta que aquí vas a estar a gusto y que vas a comer bien.

Si tuvieran más metros cuadrados seguirían llenando. Recomendamos llamar para reservar y así tener la mesa preparada y si hay que esperar un rato a que alguien termine más que mejor porque la verdad es que si el local mola y la comida fascina, el personal está a la misma altura. Están encantados de atenderte de una forma que fuera formalidades absurdas enseguida depositas en ellos tu confianza y te dejas asesorar hasta en la bebida. No lo dudéis, si os dicen que pidáis las Carrileras de cerdo en vez de las albóndigas de pollo al curry hacerles caso. Aunque también os digo otra cosa, pedir también las albóndigas hombre!!.

No nos extendemos más allá. A continuación voy a poneros una fotitos de lo que cenamos ese día y del por qué hacer esta pequeña publicación en nuestro de blog.

La carta.

Como podréis ver en una de las fotos anteriores hemos puesto la carta que esa noche tenían para poder elegir entre un montón de platos. Desconozco si tienen más, pero ya me encargaré de saberlo porque como ya os he comentado anteriormente a Juan Raro vamos a volver más veces.

Antes de poner las fotos de los platos que pedimos aquella noche del viernes 16 de Marzo comentaros que fuimos 7 personas las que nos sentamos a comer. Los 7 salimos encantados y de entre los 7, 6 salieron fascinados y 1, yo, salió, además de lo anterior, con unas cuantas fotos y con la intención clarísima de que al resto de gente había que contarles como se cena aquí.

LASAÑA CRUJIENTE de VERDURAS CONFITADAS.
CEVICHE de LENTEJAS con CÓCTEL de TALLARINES de CALABACÍN y AGUACATES
TARTA de DOS CEBOLLAS con ENSALADA de ALCACHOFAS y TOMATES
ENSALADA de QUESO de CABRA y CECINA con VINAGRETA de CHERRYS a la VAINILLA
CARRILERAS de CERDO
ENTRAÑA de TERNERA con “CHEMACHURRI”
TATAKI de SOLOMILLO IBÉRICO con VINAGRETA de PIPARRAS y ENSALADA de WAKAME
TORRIJA de ARROZ con LECHE con SORBETE de MANDARINA y TIRAMISÚ RARO

Y esto fue lo que pedimos aquella noche. De varios platos pedimos dos, como el de la Lasaña que nos resultó riquísima. Pedimos también dos de Entraña, otros dos de Carrilleras, y ojo con estas Carrileras que son un espectáculo para los sentidos. Pedimos dos Torrijas. Y del resto únicamente un plato.

Todo ello con pan, unas 9 cervezas entre todos y dos botellas de vino Petit Pittacum. La cuenta fue de unos 200 € en números redondos. Como a 28 € por persona tocamos. Nos invitaron a unos chupitos y disfrutamos de una gran noche, de una maravillosa cena y de un local que sinceramente es muy acogedor.

Bravo Juan Raro.

  • Valoración Personal en Conjunto
  • Calidad del Género
  • Atención al Cliente
  • Limpieza
  • Precio
  • Elaboración y Presentación de los Platos
  • Variedad de los Platos
  • Decoración y Disposición

Nuestra VALORACIÓN

Rest. JUAN RARO


De cena en Juan Raro.

Pin It on Pinterest

Share This