Receta y Autor, Godofredo Borondo.

…..cuando se habla de manjares hay quien menciona en más de una ocasión la cococha. Y yo la menciono muy a menudo.

Ingredientes:
  • 3/4 de kilo de cocochas de bacalao frescas
  • 10 dientes de ajo
  • 14-16 almejas
  • Aceite de oliva virgen extra si o si
  • Sal
Preparación:

En una cazuela con algo más de un dedo de agua calentamos y esperaremos a que se abran las almejas.

Una vez abiertas pasaremos a reservar tanto las almejas como el jugo que han soltado.

 

No dejéis que nadie se arrime a las almejas claro está. Taparlas o esconderlas. Todavía no hemos terminado el plato. Más de uno se ha tirado ya a las almejas, y eso que no llevan na de ná.

En una sartén o paellera, paellera simplemente por la comodidad de que a la hora de ligar el pil pil como tiene dos asas nos es más cómodo moverla con movimientos circulares, pondremos los ajos pelados y enteros y a fuego medio los iremos dorando. Una vez dorados los sacamos y reservamos y muy importante, dejamos enfriar el aceite antes de agregar las cocochas que tendremos limpias escurridas y saladas por las dos caras siendo de sal generosos.

 

Una vez frío el aceite echamos las cocochas con la piel para abajo y ponemos el fuego muy suave (5).
Las tendremos unos 10 minutos moviéndolas con una paleta de vez en cuando.
Observaremos que empiezan a soltar pequeñas pompas que son la gelatina con la cual se ligará el aceite para hacer el pil pil.  Las damos la vuelta y las dejamos otros diez minutos moviéndolas con la paleta. Pasado el tiempo retiraremos del fuego y dejaremos templar.

Con un cazo sopero retiraremos la mitad del aceite y reservaremos porque este aceite se lo iremos agregando poco a poco según vaya ligando la salsa.

Para ello siempre con el aceite casi frío iremos haciendo movimientos circulares hasta ligar la salsa e iremos agregando el aceite reservado.

Una vez ligada la salsa vamos añadiendo el agua de las almejas poco a poco sin dejar de mover hasta que el agua se incorpore por completo a la salsa.

 

Ya por último solo nos queda poner en el fuego de nuevo y  añadir las almejas. Calentar suavemente 5 minutos.

 

Apagar el fuego, retirar y dejar reposar.

Dejaros llevar por el olor y el aspecto que tienen las cocochas.

Ese pil pil que ha salido.

Esas almejas.

Quién se apunta?…

Que disfrutéis.

Merece la pena porque esto de verdad es un manjar.

Pin It on Pinterest

Share This