Receta y Autor, Tere Merino.

…..todo el mundo conoce un bar o a alguien que conoce un restaurante donde ponen unos callos de rechupete. Incluso muchos de vosotros conoce a gente que no sabe ni que es comerse un plato de callos. Pues bien, aquí tenéis unos que son de autentico campeonato. Los extranjeros que nos leen van a alucinar cuando vean la fuente final. Una delicatesen en peligro de extinción.

Ingredientes: (para 4 personas kilo y medio de callos que llevarán callos , pata o mano)
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 hojas de laurel
  • 1 guindilla ( opcional )
  • Una cucharada de harina
  • Una cucharada de pimentón
  • 2 morcillas especial callos, las Astoria
  • 2 chorizos, 150 gr de jamón serrano
  • 1/4 de litro de vino blanco
Preparación:

Lavar bien los callos y ponerlos a hervir en una olla cubiertos con agua. Cuando rompa a hervir tirar el agua y volver a llenar la olla de agua, añadiendo la cebolla, la cabeza de ajo, la guindilla y el laurel. Añadimos también las morcillas y el jamón. Tapamos la olla y la ponemos a cocer una hora.

 

Cocer los callos

Pasado este tiempo en una sartén se echa aceite y un poco de cebolla picada, rehogaremos un poquito, añadimos el chorizo troceado esperaremos a que se haga y echaremos  la harina y posteriormente el pimentón y el vino teniendo mucho cuidado con no quemarlo por lo que removemos bien y sin pausa ya que si no lo hacemos así y se nos quema el pimentón, los callos amargarían. Cogemos un buen cazo del liquido donde se están cociendo los callos y el resto de ingredientes y se lo incorporamos a la sartén y removemos todo muy bien.

 

 

Este sofrito se añadirá a la olla, ahora es cuando hay que añadir la sal y probarlo, proseguir la cocción vigilando que no se pegan los callos en el fondo de la olla esto último tardará más o menos 1/2 hora más.

Iremos probando hasta que los callos estén tiernos. Podemos si vemos que a los comensales les gusta el picantito incorporar un par de cayenas para que le dé ese toque fantástico de picor. Estas las incorporaríamos antes de terminar de cocinar. Si no pues los dejamos así. Espero que los disfrutéis mucho y que os animéis a hacerlos. Como veis difíciles no son, Y la recompensa de meterse un plato de estos es descomunal. Mi familia me los pide muy a menudo y se ponen ciegos a comer. jajajajaja. Saludos.

 

Callos

Callos.

Pin It on Pinterest

Share This